Droniteca > Normativa drones > Drones de 250 gramos: ¿dónde se pueden volar?

Drones de 250 gramos: ¿dónde se pueden volar?

En Octubre del 2019, la marca de drones DJI, presentaba su drone más pequeño y menos pesado hasta la fecha. Se trataba del DJI Mavic Mini. Esta presentación supuso una auténtica revolución en el mundo de los drones, ya que se presentaba un drone de gran calidad por debajo de los 250 gramos (concretamente 249 gramos).

El tema de los 250 gramos de peso es muy relevante, ya que la normativa de drones establece que aeronaves con un peso inferior a los 250 gramos de peso pueden volar en ciudad y sobre aglomeraciones de personas y edificios.

De ahí que la presentación de este drone causara un gran revuelo dentro de la comunidad drone. Muchos pensaron que con este drone se podría volar prácticamente en cualquier lugar, pero no es del todo cierto. Vamos a analizarlo.

 

¿Quieres realizar el curso de piloto de drones?

 

¿Qué dice la normativa sobre los drones de 250 gramos?

El Real Decreto 1036/2017 es la ley encargada de regular el uso de aeronaves pilotadas por control remoto en España. En él se detalla que las aeronaves con un peso inferior a los 250 gramos pueden realizar vuelos sobre aglomeraciones de personas y de edificios, siempre y cuando no se superen los 20 metros de altura.

Si nos quedamos solamente con lo anterior parece que  los drones con un peso inferior a los 250 gramos se pueden volar sin problema en cualquier lugar, pero no es así, ya que también se deben de cumplir otros requisitos.

Uno de estos requisitos es volar fuera de espacio aéreo controlado. Estas zonas se encuentran cerca de aeropuertos y de aeródromos y en ellas no es posible realizar vuelos recreativos (sí vuelos profesionales con autorización).

Por tanto, esto sigue siendo una limitación muy grande a la hora de podar volar drones en ciudades que tengan aeropuertos, independientemente de que el drone pese más o menos de 250 gramos. Por ejemplo, en ciudades como Madrid o Barcelona se hace prácticamente imposible volar drones de forma recreativa. La única opción para estos casos es ir a una zona a las afueras de la ciudad que no forme parte del espacio aéreo controlado.

En la siguiente imagen  podemos ver el caso concreto de la ciudad de Madrid. Las zonas rojas indican, en su gran mayoría, zonas de espacio aéreo controlado.

mapa del ctr de madrid

 

¿Qué pasa si vivo en una zona alejada de aeropuertos?

En este caso la situación cambia radicalmente, ya que si vives en una ciudad sin aeropuerto, las zonas de espacio aéreo controlado se reducen enormemente. De todos modos, antes de volar, lo mejor es que consultes la aplicación de ENAIRE Drones para estar 100% seguro de que la zona no está en espacio aéreo controlado.

Por tanto, una vez que verifiques que la zona no pertenece a espacio aéreo controlado, podrás volar tu DJI Mavic Mini (o cualquier otro drone que no supere los 250 gramos de peso) siempre que no superes los 20 metros de altura. También hay que tener en cuenta que en ningún caso se debe de poner en peligro la integridad de las persona y bienes de la zona.

Otro punto a recordar es que si vas a tomar fotografías o vídeos con tu drone debes de cumplir la regulación de protección de  datos y la ley de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar. En este vídeo puedes ver más recomendaciones sobre vuelos recreativos.

Placa identificativa y protectores de hélices

Otro de los puntos que generaba discusión era si este tipo de drones debían de llevar una placa identificativa. La respuesta es que sí que están obligados a llevar una placa identificativa ignífuga, como así se indica en el Real Decreto.

Esto genera un poco de confusión ya que, por ejemplo, el Mavic Mini tiene un peso de 249 gramos y si le añadimos una placa identificativa es posible que se superen los 250 gramos. Sin embargo, la gran mayoría de las placas identificativas que puedas adquirir están por debajo del gramo de peso. Lo mejor es que te informes del peso de la placa antes de adquirirla.

Lo mismo pasa con los protectores de las hélices del Mavic Mini, ya que al incorporarlas al drone, el peso del mismo supera los 250 gramos. Si bien es recomendable volar con estos protectores (sobre todo si eres novato) lo cierto es que en el Real Decreto no se comenta nada sobre la obligatoriedad de llevarlos en vuelos recreativos.

Otros artículos relacionados